Actualidad Local Cultura y Sociedad

Desde la Sociedad Rural piden “un cambio de actitud al municipio”

AGRO | Ing. Marcelo Sirolli

Un posteo llama la atención. Un productor rural comienza diciendo  “Parecía un día normal, salir hacer lo que sabemos” para iniciar un relato lleno de inconvenientes producidos por el mal estado de los caminos rurales.

El pasado sábado, conversamos en AGROSINTEIS con Juan Carlos Pezzente, hijo de Guarino, gringo que asentó sus reales en 1946 en el Paraje Santa Irene, un hijo de estas tierras contando su amargura y tristeza por lo que le había sucedido: el camino destrozado, rompió su cosechadora, debió gastar mucha plata en repuestos, pero su máximo dolor era ver a sus hijos, embarrados, con frío y trabajando sin claudicar para sacar del pantano de la desidia a la cosechadora que tanto sacrificio cuesta pagar.

Se trata de un relato sin odio, con un inmenso amor por lo que hacen, contando las desventuras de los contratistas rurales, o cuando deben sentarse a hablar con el gerente del banco para pedir crédito. Y ni contarles las conversaciones con cada uno de los políticos que  pasaron por su chacra, los de aquí y los de allá. Todos se fueron con buenos mates, dejando esperanzas al pasar y ahora Juan Carlos los convoca a cumplir, a volver a conversar. No le van a sacar el cuerpo. Son gente de trabajo que además, dan trabajo

En la misma entrevista, el Presidente de la Sociedad Rural de Gral. Alvarado, Raúl Pérez Marino, comienza diciendo que “Juan Carlos ha explicado con absoluta sinceridad, verdad y despojados de cualquier tinte político,  un problema de años”,  para apuntar en un intenso sentir: “La falta de voluntad de sentarse a conversar el tema”, sosteniendo que hay que buscar soluciones en conjunto, “pero no desde proclama, el campo reclama organizarse para solucionar  un problemas de años”

Concluyendo  “no hablemos del pasado, busquemos avanzar, es lo que pedimos”.