Agro

Desarrollo, oportunidades y contradicciones

Ing. Marcelo Sirolli | AGRO

La firma de un memorándum de entendimiento entre los gobiernos de Argentina y la República Popular de China para el establecimiento de granjas porcinas en nuestro país, donde se habla del cuidado ambiental, medidas de bioseguridad y bienestar animal, forman el conjunto de las premisas a discutir, y despejan el horizonte para la transformación de granos en carne.

 “Una expectativa de generación de trabajo e ingreso genuino de divisas para el país, una inversión mixta entre empresas argentinas y chinas para producir 9 millones de toneladas de carne al año” expresaba el Ministro de Relacione Exteriores y Culto Ing.Agr. Felipe Solá.

“No queremos transformarnos en una factoría China, ni en fábrica de nuevas pandemias”,  o la soja transgénica, o el mayor uso del herbicida glifosato, o los desmontes, que este convenio nos coloca “más lejos de la soberanía alimentaria”, hasta el Ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, oponiéndose porque no fueron informados. Estos y más dichos negativos a una iniciativa, que por ahora es solo eso, un memorándum de entendimiento, es lo que se alzó en gritos en la Argentina del desconcierto.

Una cerda puede producir 3000 kg de carne al año (alta proteína), con los desechos se puede hacer biogás, energía eléctrica, biofertilizantes. También se impulsaría  la construcción de nuevas plantas frigoríficas con el más alto nivel tecnológico, generación de empleo genuino en el interior, arraigo, desarrollo local, rural y muchas más oportunidades.

Se necesita sembrar más maíz y soja? No, con la que se produce en el país alcanza y además se transforma en nuevas fábricas de alimento balanceado, nuevos empleos. Más oportunidades para un país que se merece tenerlas

En los próximo 4 a 8 años se impulsarían inversiones por USD 27.000 millones avizoran la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP) y la Asociación China para la Promoción y Desarrollo Industrial de China (CAPID)

Y entonces?