Agro

Una verdad sobre los ingresos del Productor Agropecuario

Por Ing, Marcelo Sirolli | Agrosintesis, sabados 8 hs

Todos sabemos que la producción agropecuaria tiene sus riesgos, es como una fábrica de alimentos sin techo, dependiendo de diversos factores climáticos para el éxito de la misma, lógicamente, planteos técnicos profesionales, previsiones, recaudos y hasta un “resguardo” con la toma de posiciones de precio a futuro en algún porcentaje de la producción para calzar los costos. O sea, es como una ruleta, que además tiene la variable de la argentinidad, la crisis.

Y la respuesta de los productores es producir más para superar estos momentos, invertir en nuevos insumos, herramientas, que además le servirán de ahorro, de capitalización de la empresa,  es la única manera de guardar algún excedente (o deuda) de la producción, que surge como reacción a la incertidumbre de la política del gobierno hacia el sector agropecuario.

Una línea de acción que perjudica al productor agropecuaria a quien le cobra unos derechos de exportación (12% trigo, maíz, 33% soja) que para algunos está bien, y lo considera como una acción solidaria para con quienes menos tienen, y para otros es totalmente ilegal porque atenta contra la libertad de comerciar. Los dos extremos

Pero veamos que sucede realmente con los ingresos del productor cada vez vende una tonelada de su grano y según los valores que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, por ejemplo  por cada tonelada de trigo que se exportan entran al país 247 dólares, claro liquidados al valor de Dólar Banco Nación del día, supongamos $75, o sea alrededor de $18.500 la tonelada, menos los gastos de exportación, un 5%, los derechos de exportación 12%, configuran los $ 15.400 aproximados que recibe el productor. Es sabido que hay un valor Blue del preciado Dólar, (en realidad un mercado negro, ilegal, del cual el Gobierno no hace nada para combatir) y sobre este valor el productor tiene que pagar muchos de los insumos, o sea si dividimos los $15.400 por los $145 del valor Blue del Dólar, nos da unos 106 dólares por tonelada al que hay que descontarles los gastos de comercialización, y es lo que realmente cobra el que realizo el esfuerzo, la inversión y tomo todos los riesgos que significa una producción a cielo abierto.

Lo mismo pasa con el maíz del que le quedan uno 80 dolores por tonelada al productor o de la soja unos 150 dólares la tonelada, cuentas que se pueden realizar y solo las menciono para no hacer largo y tediosa la realidad económica del sector, único por cierto en estos tiempos de pandemia, que aporta Dólares a la Nación.

Qué desatino!