Agro

Se oficializó la devolución de Derechos de Exportación de Soja

Por Ing. Marcelo Sirolli | AGRO

Los beneficiarios serán aquellos productores que no hayan facturado más de $20 millones en 2019 y que hayan declarado al 31 de julio del año pasado hasta 400 hectáreas destinadas para el cultivo de la oleaginosa. Deberán estar inscriptos en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), tal como lo anunció Martín Guzmán a principios de octubre pasado.

La compensación se calculará según la región: se tomarán en cuenta dos regiones con cuatro estratos de escala productiva, que comprenderán a las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, por un lado; y por otro, al resto de los distritos.

Cada beneficiario será compensado por las ventas de granos de soja realizados del 1 de febrero de 2020 al 31 de diciembre de 2020 y con un tope de hasta 2,9 toneladas de soja por hectárea declarada para productores de las provincias del primer grupo y de hasta 2,5 toneladas para los demás distritos.

Las compensaciones se depositarán en la Clave Bancaria Uniforme (CBU) que hayan declarado los productores ante la AFIP, con dos cronogramas diferentes de pagos dependiendo de cuándo se hayan hecho las ventas de su producción.

Para las ventas realizadas hasta el 30 de septiembre de 2020, la compensación se depositará en dos cuotas el 50% en noviembre de este año y la restante mitad en diciembre; mientras que aquellos que hayan realizado ventas después del 30 de septiembre hasta el 31 de diciembre inclusive, se depositará en tres cuotas durante los meses de enero de 2021 (40%), febrero de 2021 (40%) y marzo de 2021 (20%).

Hasta aquí la noticia como tal, pero en términos de satisfacción de los productores, comienzan a sentirse fuertes divisiones. Por un lado Federación Agraria Argentina (FAA), quien mediante declaraciones de su Presidente Carlos Achetoni resaltaba “se demoró más de lo que esperábamos y quizás no es todo lo que se esperaba conseguir”, y que “de todas formas está en el camino de las políticas públicas diferenciadas para pequeños y medianos productores”. Al mismo tiempo Productores Autoconvocados (nacieron con el conflicto de la 125 en el 2008 y no tienen una organización legal que los encuadre) manifestaron “Recupere el orgullo de ser productor agropecuario, póngase de pie, opóngase al robo”, le expresaron en un duro comunicado en el que remarcaron que la compensación de DEX “solo puede ser aceptada dentro de un cronograma de reducción hasta su eliminación”.

Si bien las otras entidades que componen la Mesa de Enlace no han emitido comunicación oficial hasta el momento, es conocida la total oposición de las mismas a este esquema de segmentación de los productores y al cobro de los Derechos de Exportación (retenciones), que muchos Gobiernos han establecido como una forma de hacerse de dólares frescos que aporta el agro.

Mientras tanto, la cosecha de trigo comenzó en el Norte del país con una importante disminución en los rindes, en nuestra zona los cultivos de trigo empezando la floración con riesgo de heladas tardías (significa pérdida de rendimiento), la gruesa se está sembrando con altos riesgos de clima seco por efecto de la Corriente La Niña, la ganadería sigue liquidando vacas (vientres que no darán terneros) porque el mercado exportador las requiere. Y todavía parece ser que no salió el sol para el campo.

Hasta cuándo?