Nacionales

El “dólar Qatar” cotizará a casi 300 pesos y arrancará en una semana

Las principales cámaras empresarias presionaron para su rápida implementación, para cuidar las reservas y Sergio Massa ya definió su funcionamiento. Cómo impactará en los viajes al exterior, los servicios de streaming y el turismo internacional

Con el objetivo de cuidar las reservas y ante la fuerte presión de las principales cámaras empresarias argentinas (UIA, CAME, Construcción y Adefa, entre otras), Sergio Massa definió cómo funcionará el nuevo “dólar Qatar”. El nuevo tipo de cambio para los que viajen al Mundial y en general a los que salgan de la Argentina pasará a costar casi $300, casi la misma cotización del dólar billete o incluso levemente más caro.

Aunque aún resta pulir detalles técnicos, el esquema elaborado por el ministerio de Economía para gastar con tarjeta en el exterior, comprar pasajes o reservar hoteles consiste en un nuevo tipo de cambio de $200, el mismo que rige actualmente para el “dólar soja”. A ese monto se le agrega el impuesto PAIS de 30%, mientras que la retención de Ganancias será más baja que la actual: pasaría del 45% a cerca del 20% (esto se definirá a último momento).

Empalme

El nuevo esquema comenzará a regir inmediatamente después que finalice el tipo de cambio especial para las cerealeras que liquiden los dólares provenientes de la soja, o sea el 30 de septiembre. Significa que desde el arranque de octubre ya se pondría en marcha el nuevo esquema cambiario para el turismo.

Si bien los cambios regirán para todos los turistas que viajen al extranjero, la mirada está puesta particularmente en el Mundial. Los números que manejan en el ministerio de Economía y el de Turismo, un total de 43.000 argentinos viajará a Qatar (ya compraron entradas o paquetes). El impacto sobre las reservas no bajaría de los USD 1.000 millones.El cálculo es que unos 43.000 argentinos ya compraron pasajes e hicieron reservas de alojamiento para el Mundial de Fútbol en Qatar. A diferencia del “dólar-soja”, de $ 200, el “dólar Qatar” costará $ 300, impuestos incluidos

Uno de los primeros impactos de la medida lo sentirán quienes compren pasajes para viajar al exterior y quienes contraten paquetes para las vacaciones de verano. Automáticamente se encarecerán cerca de 20% en pesos.

Resta saber, por otra parte, cómo se irá actualizando el valor de $ 200 que se fija como “piso” para el nuevo tipo de cambio a turistas. Si no se ajusta mensualmente, rápidamente quedaría desactualizado, por lo que debería establecerse algún mecanismo para que ello no suceda.

El Mundial es un dolor de cabeza para el Banco Central. Viajarán al menos 43.000 argentinos, que gastarán entre USD 15.000 y 20.000. Pero las medidas cambiarías, que incluyen un encarecimiento del tipo de cambio, abarca también a todos los viajes al exterior que se hagan a partir de octubre

Otras opciones que fueron sugeridas por distintos sectores empresarios fueron dejadas de lado: una de ellas era exigir a quienes viajan que paguen sus actividades directamente en dólares billete, pero esto generaría un impacto casi inmediato en la cotización de los dólares financieros. Ponerle un cupo a los gastos con tarjeta, otra de las alternativas, resultaría directamente inviable.

Streamers, sin cambios, y turistas, con tarjeta

La intención es que quienes usan la tarjeta para pagar gastos por contratación de streaming u otros servicios del extranjero continúen con el mismo esquema actual. Son 1,3 millones de personas que tienen un gasto en moneda extranjera aún sin salir del país. Sin embargo, sólo representan el 12% de la demanda total de dólares al BCRA. El “dólar ahorro”, que es el que actualmente se aplica a estos gastos, cotiza a 266 pesos

Hay más modificaciones. La más relevante es que se incentivará a los extranjeros que llegan a la Argentina a gastar con tarjeta y pasar por el mercado oficial. Para eso también se le reconocería un tipo de cambio cercano a los 300 pesos.

Tendría un costo para el Banco Central en concepto de emisión monetaria, pero al mismo tiempo le permitirá captar una mayor cantidad de dólares provenientes del turismo internacional. Los engendros que se inventaron en los últimos meses, como la creación de una cuenta específica para extranjeros para cambiar sus dólares al dólar MEP, terminaron en rotundos fracasos.La medida tendría un costo para el Central, pero preservaría mejor la reconstitución de reservas
REUTERS/Agustin MarcarianLa medida tendría un costo para el Central, pero preservaría mejor la reconstitución de reservas REUTERS/Agustin Marcarian

El objetivo de este replanteo del esquema cambiario es reducir drásticamente el millonario déficit de la balanza turística y en general de la balanza de servicios. Sólo en julio, por ejemplo, al Central se le fueron USD 750 millones por esta vía. Pero entre el Mundial y las vacaciones de verano podría perder el doble o el triple por mes. Algo totalmente inviable teniendo en cuenta las escasas reservas del BCRA.

El virtual desdoblamiento cambiario para el turismo también incluirá a los extranjeros que visiten la Argentina. Se les reconocerá un tipo de cambio similar al dólar MEP y así tendrían incentivo en gastar con tarjeta en vez de cambiar en el mercado informal, por lo cual el Central pasará a recuperar reservas

Otra de las modificaciones normativas para volver más eficiente este sistema es permitir que los clientes cancelen su resumen de la tarjeta por gastos en el exterior directamente con dólares billete. Podría resultar más barato cancelar esas obligaciones con billetes propios en vez de pagarlos en pesos al tipo de cambio que surge del “dólar Qatar”.

Presión empresaria

Las empresas vienen presionando hace varias semanas a Massa para que se cuiden las reservas que ingresaron en las últimas semanas. El objetivo es privilegiar los pocos dólares que tiene el BCRA para la compra de insumos intermedios y no ponerle trabas a la producción.

El ministro de Economía ya les anunció a los industriales que se pondrá en marcha un nuevo esquema desde el Central para que las empresas cuenten con “fecha cierta” de acceso al mercado cambiario.

Así se busca dejar atrás los problemas de los últimos meses, donde una importante cantidad de empresas quedó al borde del “default comercial” con sus proveedores del exterior. Esto sucede porque reciben la mercadería pero luego deben esperar 180 días para acceder a los dólares oficiales y girarlos al exterior. Ahora ya sabrán de antemano en qué momento podrán contar con las divisas y si les conviene comprar los bienes o por el contrario consiguen financiamiento.La acumulación de dólares continuaría con los próximos desembolsos del FMI, el Banco Mundial, el BID y la CAFLa acumulación de dólares continuaría con los próximos desembolsos del FMI, el Banco Mundial, el BID y la CAF

La acumulación de dólares, por otra parte, continuaría en las próximas semanas. Según las estimaciones que manejan en Economía, el desembolso del FMI (tras haber pagado el recientemente vencimiento) dejaría unos USD 630 millones netos en las reservas del BCRA. A eso se sumará el desembolso comprometido por el BID, un crédito del Banco Mundial y otro de la CAF, la antigua “Corporación Andina de Fomento” renombrada “Banco de Desarrollo de América Latina”. En la primera quincena de octubre, las reservas pasarían a engrosarse en unos USD 1900 millones.

Junto a las medidas vinculadas con el “dólar Qatar”, el Central espera recibir unos USD 1.900 millones adicionales en octubre correspondientes al desembolso del FMI (quedan netos unos USD 630 millones) más créditos nuevos del BID, Banco Mundial (ambos demorados en el primer semestre) y la CAF

Este ingreso se sumaría a un adicional que se espera de las cerealeras. La estimación es que finalmente por el “dólar soja” ingresarán unos USD 500 millones adicionales. De esta forma, el total llegaría a USD 6.500 millones, bien por encima de los USD 5.000 millones que había prometido Massa a principios de septiembre.

Con este virtualmente desdoblamiento cambiario para el turismo, los desembolsos de organismos, el remanente del “dólar soja” y saldo mayor de la balanza comercial, el objetivo de Massa es “pasar la primavera”sin mayores sobresaltos en materia cambiaria. Pero sobre todo ir hacia un esquema más racional, que privilegie a los dólares para el sector productivo en vez de seguir subsidiando a la minoría de argentinos que viaja al exterior.

Fuente : INFOBAE